El precio de la vivienda nueva se encarecerá un  4% de media en toda España. Así lo apunta el Instituto Coordenadas en sus Perspectivas para el Sector Inmobiliaria, que destaca un “crecimiento moderado” del sector causado por la subida de precios y una demanda inferior a la oferta de obra nueva existente.

El mercado de vivienda nueva, “positivo, moderado y con recorrido”

En una nota de prensa, la organización augura un comienzo de 2019 “positivo, moderado y con recorrido en los próximos años”, manteniendo por lo tanto el “crecimiento normalizado” registrado en la campaña anterior. La organización también destaca que los crecimientos de media en todo el país vendrán acompañados de “oscilaciones” en algunos territorios concretos, pues reconoce que la recuperación no se ha vivido de forma “homogénea” en cada región española.

El Instituto de Coordenadas prevé para Madrid y Barcelona que se “moderarán paulatinamente” las subidas en los precios que se han experimentado en los últimos años. Asimismo, estima que “es previsible que la tendencia al alza se alargue aún unos años más”, pues el precio medio de la vivienda todavía se encuentra un 24,3% por debajo del pico registrado en el ciclo anterior, según datos del Ministerio de Fomento.

Las estadísticas de la organización también muestran que la demanda de obra nueva es superior que la oferta existente. Concretamente, el déficit de obra nueva rondaría entre 120.000 y 140.000 hogares, mientras que en 2018 las casas construidas representaron la mitad. Por lo tanto, consideran que el sector sigue teniendo “recorrido”.

Descarta una nueva burbuja inmobiliaria

“En los últimos años hemos asistido a la clara recuperación de una demanda muy particular, aquellos que habrían retrasado la compra con motivo de la crisis”, explica el vicepresidente Ejecutivo del Instituto de Coordenadas, Jesús Sánchez. Y prosigue que ahora “estamos asistiendo a los primeros movimientos de los más jóvenes, que mantendrán estable la demanda natural de vivienda durante los próximos años”.

Sánchez también ha descartado en la nota de prensa que vuelva a producirse una burbuja inmobiliaria. “No hay riesgo. Hay que tener en cuenta que los precios, pese a las alzas que han venido registrando, siguen de media bastante alejados de los niveles de entonces”.