Desde hace unos meses, el precio de la vivienda no deja de crecer. ¿Seguirá esta senda hasta final de año o bajarán los precios? ¿Qué pasará durante 2023? Veamos las cifras actuales y las previsiones que se establecen en este momento.

En el último trimestre de 2022, la vivienda nueva y de segunda mano en España ha crecido un 8,2% interanual, situándose en un precio medio de 1.685 €/m2, según un informe de Tinsa.

Moderación de crecimiento: ¿Qué pasará este 2022?

El estudio del II Solvia Market View 2022 estima un incremento de precios para final de año de entre el 3% y el 5% interanual, que seguirá durante 2023 con repuntes de no más del 1,5% -2,5%.

Aunque el aumento del valor de la vivienda en el segundo trimestre es todavía perceptible a nivel interanual (8,3%) e, incluso, trimestral, con un 2,4%, ya se comienza a observar una desaceleración. De hecho, el incremento trimestral en los primeros tres meses fue superior (3,1%) y, por tipología de inmueble, la vivienda nueva (2.055 €/m2) ha registrado un descenso del -0,7% trimestral, y la usada (1.937 €/m²) un repunte moderado del 3,4%.

Para José Luis Bellosta, presidente de Solvia, “a pesar de que el dinamismo de la primera parte del año se modere a causa de la incertidumbre económica, los precios seguirán en positivo, especialmente en el mercado de segunda mano. Además, debemos tener en cuenta otro factor: la oferta todavía no es capaz de cubrir el nivel actual de demanda, lo que ayudará a que la ralentización de compraventas no provoque descensos en el valor de los inmuebles, que se erigen, además, como un refugio de los inversores frente a la inflación”.

Por su parte, Emiliano Bermúdez, vicepresidente de donpiso, cree que este incremento de precios de 2022, ya se está ahora enfriando y de aquí a final de año también. “Además habrá una reducción del mercado de inmuebles, que se está ajustando, y por esto habrá un enfriamiento general en los precios. El comportamiento de los precios es muy inelástico, primero hay una caída de operaciones y luego se ven afectados los precios como hemos visto”.

Las capitales también moderarán sus precios

El informe II Solvia Market View 2022 da más datos sobre los precios de las viviendas. Expone que las ciudades de Madrid y Barcelona vuelven a figurar entre las tres capitales más caras de España, solo por debajo de San Sebastián. Madrid, con un crecimiento de precios interanual del 11,3%, sobrepasa el incremento medio nacional, y se coloca en 3.492 €/m2, cerca de los 3.564 €/m2 de Barcelona, donde los precios de la vivienda aumentaron solamente un 3,5% interanual.

Aún con estas subidas, desde Solvia creen que una moderación en el alza de los precios y esto se refleja con el comportamiento del segundo trimestre frente a los tres meses previos. Barcelona muestra un crecimiento del 2,2%, mientras que los precios avanzaron un 1,4% en Madrid.

El precio de la vivienda de inversión sigue al alza

Si se analizan los precios de las viviendas de inversión, Iñaki Unsain, personal shopper inmobiliario y presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), cree que se van a incrementar, ya que, al haber menos posibilidad de endeudarse, mucha gente va a tener que alquilar, lo que hará que suban los precios de los alquileres y por lo tanto también la rentabilidad de este tipo de viviendas. Por otro lado, las viviendas de inversión se están convirtiendo en un producto de inversión refugio para protegerse de la elevada inflación, todos estos efectos producirán una subida de la demanda, lo que provoca una subida del precio del alquiler.

¿Qué pasará en 2023?

El vicepresidente de donpiso opina que 2022 se cerrará con un incremento del 3-5% mientras que en 2023 no habría subidas de precio e incluso puede darse una bajada, pero “todo esto depende de la situación de precios general, de la inflación, el desempleo, la economía en general, el nivel de confianza de la economía global y el ajuste de mercado moderado”.

Desde Solvia responden que, pese a las perspectivas económicas, afrontamos un mercado inmobiliario con una oferta muy tensionada, “por lo que esperamos que en los primeros meses de 2023 continúe la moderación en el crecimiento de los precios. Pero la casuística la veremos por área geográfica, dado que el mercado de viviendas es muy local”.