El sector inmobiliario está experimentando un momento de gran actividad, con apetito inversor, donde la vivienda no es la única alternativa. El interés por las plazas de garaje se está consolidando como una forma de emprender en el sector, tanto para el pequeño como mediano inversor. Una gran parte de los altos costes del mercado de viviendas y locales comerciales se eliminan en este tipo de activos que cuentan con una creciente demanda de alquiler.

Tras la llegada del coronavirus, el mercado experimentó una creciente demanda en plazas de garaje. Puesto que el miedo y el incremento de contagios derivó en una predilección por parte del ciudadano del uso del transporte privado, y, desde entonces, y con el paso de los meses la demanda en el alquiler de alquiler de plazas de garaje no ha dejado de crecer.

Este hecho se suma al progresivo regreso a las oficinas, y todo hace pensar que la búsqueda de aparcamiento en los centros de negocio será todavía mayor durante los próximos meses, por lo que no cabe duda que nos encontramos en un momento idóneo para invertir en este tipo de activos.

Al igual que en el caso de las viviendas, muchos ahorradores encuentran en la compra de este tipo de activos y su posterior arrendamiento una fuente de rentabilidad. En el caso de ciudades como Madrid o Barcelona, su alquiler puede llegar a ofrecer un rendimiento superior al 8%. Se trata de activos de precio reducido que requieren poco mantenimiento, con gastos asociados pequeños.

El hecho de que el precio sea mucho menor que el de una propiedad supone una gran oportunidad de negocio para todos los emprendedores que quieran entrar en el mercado inmobiliario con una inversión baja o media-baja.

¿Por qué invertir en plazas de garaje?

Es importante mencionar también que en España, prácticamente dos de cada tres viviendas, no disponen de aparcamiento asociado. Lo que supone un motivo más por el que cada vez más inversores y usuarios se plantean adquirir una plaza de garaje.

¿Qué ventajas supone invertir en plazas de garaje?

  • Un precio mucho menor al de una vivienda. Ello elimina la barrera de entrada para muchos pequeños inversores y, en no pocas ocasiones, la necesidad de financiación, lo que consigue que esta opción gane en atractivo. Además, los trámites de comprar una plaza de garaje son más sencillos y menos costosos que los propios para adquirir.
  • El alquiler es más flexible para el propietario. Puesto que estos contratos no están sujetos a la Ley de Arrendamientos Urbanos sino a la legislación Civil, lo que en la práctica facilita que los plazos sean menos rígidos.
  • Menos gastos de mantenimiento. Como activo inmobiliario y por razones obvias, la plaza de garaje necesita muchos menos gastos de mantenimiento en términos generales que el resto de las alternativas y ofrecen una mayor liquidez.
  • Reducción del uso del vehículo privado en las ciudades. Las políticas actuales están destinadas a disminuir el uso del vehículo privado en las ciudades, un hecho que suele incluir una reducción del número plazas de aparcamiento disponibles en la calle. Por eso, muchos conductores se plantean adquirir o alquilar su propio espacio para aparcar.

Son varios los mercados en los que se ha incrementado el uso del transporte privado e incluso la venta de coches a particulares. Por lo tanto, si creemos que ese efecto se puede trasladar al mercado español se incrementará el interés por la estabilidad y la rentabilidad de las inversiones en aparcamientos, que, por otro lado, son activos muy poco vulnerables al desarrollo de negocios similares por las grandes limitaciones que existen a la nueva promoción de aparcamientos urbanos.

BidX1, además de la compraventa digital de propiedades, ha creado un modelo de “click and buy” en su plataforma digital que permite la compra directa de plazas de parking y trasteros.

Se trata de un modelo 100% digital, en el que la compra se realiza de manera directa y donde el comprador dispone de toda la información para poder realizar la reserva y el pago posterior.

Todo ello siempre bajo sus valores de transparencia, con toda la documentación al alcance del comprador, al contar con un equipo de profesionales a disposición para asesorar en todo momento.

El catálogo ya está disponible en su web y abarca plazas de aparcamiento en toda España, en ciudades como Madrid, Valencia o San Sebastian.

Sin duda, los inversores que quieran entrar en el mercado inmobiliario con un coste bajo deberían hacerlo mediante una operación como esta, aprovechando el momento favorable en el que nos encontramos para este mercado.