¿Estás pensando en reformar el baño? Si tu vivienda acumula más de una década, probablemente estará equipada con bañera. Algo que, en los días de máximo estrés, agradecerás al llegar a casa y disfrutar de unos minutos de relax. Eso sí: en baños pequeños, resulta de lo más incómodo, pues ocupa demasiado espacio por el uso esporádico que le das.

Cambiar bañera por plato de ducha: obra, tiempo y precio

La solución al problema es fácil: cambiar la bañera por un plato de ducha. Una de las reformas principales que suelen hacerse en los baños antiguos, para ganar amplitud y comodidad. Aquí tienes toda la información que debes conocer antes de afrontar la obra.

¿Cómo cambiar bañera por plato de ducha?

La obra consiste en retirar la bañera y colocar un plato de ducha, aunque no todo es tan fácil. En primer lugar, hay que quitar la grifería de la bañera; después retirar la bañera y los azulejos que la rodean; a continuación preparar la superficie y la tubería de desagüe; acto seguido, colocar el plato y la válvula sifónica; y finalmente, conectar las válvulas. Es recomendable rodearse de los mejores profesionales para conseguir un resultado profesional y definitivo.

¿En cuánto tiempo estará lista la obra?

El tiempo que deberá invertirse en la obra dependerá, evidentemente, del tipo de reforma que esté prevista. No será lo mismo limitarse a cambiar bañera por plato de ducha que aprovechar y replantear la distribución del baño. En el primer caso, la obra puede estar lista en menos de 24 horas.

¿Cuánto cuesta esta reforma del baño?

Al igual que ocurre con el tiempo de la obra, el precio de la reforma también dependerá del trabajo que se quiera hacer. Simplemente cambiar la bañera por plato de ducha te costará entre 750 euros y 1.000 euros.

Ahora ya tienes toda la información que necesitas para hacer reformas en el baño. ¿A qué esperas para empezar las obras?