Como cada 5 de marzo, mañana martes se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Una iniciativa, que surgió en Austria en el año 1998 durante la celebración de la Primera Conferencia Internacional de la Eficiencia Energética y que tiene como objetivo tomar conciencia sobre la importancia de reducir el consumo energético a través de un uso razonable y sostenible de la energía.

5 claves para ser más sostenible en casa

1- Un buen aislamiento

Puertas, ventanas y el máximo aislamiento en techos, paredes o suelos son imprescindibles para ahorrarte grandes cantidades en la factura de la calefacción. Y es que un bajo nivel de protección a nivel térmico puede suponer, como mínimo, una pérdida de un 30% de energía. Por suerte, en el mercado existen infinidades de materiales y recursos para ponerse manos a la obra.

2- Evita el consumo fantasma

No hay consumo más vampiro que el que gastan algunos aparatos eléctrico, aún estando apagados. Y es que en modo stand-by gastan alrededor de 10 ó 15% de lo que consumen en modo encendido. Para que no tengas que desenchufarlos cada vez que no los utilices, lo ideal es instalarte una regleta con interruptor.

3- Ojo con los electrodomésticos

No es cuestión de cambiarte todos los electrodomésticos de casa de golpe y porrazo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada vez que sustituyas alguno, te fijes en comprarlos con la etiqueta A+, A++ o A+++. Aunque de primeras parecen más caros, a la larga te ahorrarás un gran número de kilovatios.

4- No abuses del agua caliente

Al igual que los grados de la calefacción, es importante tener bien regulado el termostato del agua caliente. Reduciendo unos pocos grados tanto el agua de la ducha como el programa de la lavadora, no notarás casi la diferencia y serás más sostenible.

5- Invierte en energías renovables

Pero si de verdad quieres dar un gran paso en tu casa para ser mucho más eficiente, debes invertir en energía renovables. Las placas fotovoltaicas son una muy buena opción para disfrutar de energía natural y no contaminante. Pero si no vives en una casa donde poder poner las placas, siempre puedes optar por el autoconsumo compartido especialmente pensado para las comunidades de vecinos.