Construir casas ecológicas autosuficientes es posible, aunque todavía podemos encontrar obstáculos como el precio de los materiales. Pero hay viviendas que se han construido incluso con materiales reciclados y han utilizado el ingenio y la creatividad para producir energía de forma ecológica.

Las casas ecológicas deben utilizar materiales sostenibles para su construcción, es decir, materiales que hayan producido un bajo impacto ambiental para su fabricación, colocación y mantenimiento. Además, los materiales sostenibles deben ser duraderos, reciclables y naturales (tierra, corcho, bambú, adobe, madera).

Casas ecológicas autosuficientes: en qué te pueden beneficiar

Tener casas ecológicas autosuficientes puede tener muchas ventajas para sus propietarios y para el entorno natural, como, por ejemplo, las siguientes:

Bajo consumo de energía

Una vivienda sostenible con un aislamiento adecuado facilitará el ahorro en el coste de la calefacción, lo que supondrá un ahorro, a su vez, en el consumo de electricidad.

Mayor durabilidad

Las casas ecológicas autosuficientes, están construidas con materiales de alta calidad para que sean duraderas y requieran menos reparaciones, por lo que se reduce el coste de mantenimiento.

Mejoras para la salud

Para la construcción de una vivienda ecológica sostenible se utilizan materiales naturales, libres de toxinas lo que favorece la salud de sus habitantes.

Beneficios mediambientales

Las casas ecológicas utilizan menos energía que las casas estándar puesto que se sirven de fuentes alternativas de energía y reducen la dependencia de fuentes de energía convencionales.

Protección de los recursos naturales

La construcción ecológica utiliza menos recursos naturales ya que muchos de los materiales que se utilizan son reciclados, en base al principio fundamental de protección del medioambiente.

Generación de ingresos

En algunos casos una casa ecológica puede no solo ser autosuficiente desde el punto de vista energético sino también generar un exceso de energía que se puede vender a terceros si se tiene la infraestructura necesaria y se cuenta con los pertinentes permisos.

Claves de una vivienda ecológica

Una vivienda debe reunir determinadas características para lograr ser ecológica y sostenible, entre las que se pueden destacar esencialmente la siguientes:

Ubicación

Es esencial para el ahorro de energía aprovechar la ubicación de la vivienda, de forma que las ventanas estén orientadas hacia el lugar donde de más sol y se reciba más calor, para aprovechar esa fuente de energía natural. El entorno también es importante, puesto que habrá que tener en cuenta la existencia de los árboles para que protejan la casa del sol en verano.

Efecto invernadero

Aunque es un término con mala fama si nos referimos a nuestro planeta, es un efecto beneficioso en una casa sostenible. Mediante los cristales de grandes ventanales, las corrientes y la convección del aire por la diferencia de temperatura es posible regular el clima interior de una forma eficiente. Para ello es importante que exista un buen aislamiento en la casa.

Materiales de construcción naturales

Tal y como hemos comentado con anterioridad, una casa sostenible se construye con materiales naturales que respeten el medioambiente. Debe tratarse de materiales que faciliten la transpiración y aíslen del ruido y de la temperatura exterior.