Según el Consejo General del Notariado, la compraventa de viviendas en el estado español ha sufrido niveles de crecimiento muy desigual. Mientras comunidades autónomas han visto un gran aumento interanual, otras, por el contrario, han sufrido un descenso importante de transacciones inmobiliarias. Si es verdad que en su conjunto España vivió en el último trimestre del año 2017 un aumento del 10’9% en la compraventa inmobiliaria donde destacan Castilla-La Mancha con un 39,2%, Madrid con un 33,6% y en Cantabria con un 31,7%, también es cierto que hay excepciones. Tres son las comunidades que, al mismo tiempo, sufrieron un descenso de la actividad inmobiliaria: Murcia con una bajada del 2,6%, La Rioja que cayó un 4,2% y Cataluña que se desplomó un 7,5%.

El precio sube, el número de hipotecas también

Junto al aumento de la compraventa de inmuebles que vive España también se ha notado una subida considerable en el precio con registros record de 1.400 euros el metro cuadrado. O sea, un 4,9% más respecto al año anterior.

Por comunidades autónomas 13 son las que aumentaron el precio. Los precios más altos se encuentran en en las Islas Baleares con 2.327 euros, País Vasco, con 2.158 euros, Madrid, con 2.090 euros, y Cataluña, con 1.622 euros. En el lado contrario tenemos a Canarias con un descenso del 5,3% y Asturias con un 4,5%. Cataluña, por su parte, los precios se encuentran practicante congelados.

Estas diferencias por comunidades en el número de transacciones inmobiliarias también se ha visto reflejada en los préstamos hipotecarios. Si hablamos en el conjunto del país aumento un 14,9% respecto al último trimestre de 2016. Destacan Madrid con un incremento del 42,6%, Navarra con un 38,6%, el País Vasco con un 38,4% y las Islas Canarias con un 34,9%. Las comunidades que, por su parte, han retrocedido en la demanda de hipotecas son Aragón con un 25,2% menos, La Rioja con un 23,3% Castilla León con un 8,3%, Cataluña con un 2,1% y Asturias con 0,95%.