Decorar nuestro hogar es algo que siempre gusta. El color de las paredes, los tonos combinados con los muebles. ¿Estilo rústico o moderno? Hay ocasiones en las que no podemos elegir pero otras en las que sí. Si es tu caso, no te pierdas las últimas tendencias en decoración que vienen para lo que resta de 2021.

Estancias integradas

Esto no es nuevo, lo llevamos viendo varios años ya en las revistas de estilo. Se trata de una tendencia que parece haber venido para quedarse. La integración de estancias o creación de espacios polivalentes está cobrando cada vez más importancia entre las peticiones de los clientes.

Desde que muchos trabajadores han tenido que instalar un despacho en casa, muchas personas han buscado la manera de integrarlo dentro de su hogar. También para poder convivir con la familia y desarrollar muchas actividades distintas dentro de un mismo espacio, para que cada miembro de la familia encuentre su lugar.

Bienvenido a lo natural

La necesidad de estar en contacto con la naturaleza es algo intrínseco al ser humano. Por eso, cada vez buscamos más decorar con elementos naturales, como por ejemplo la cerámica. Tanto en jarrones como en utensilios de cocina, esta temporada se verán mucho en las casas.

También en los materiales de construcción. Deben ser libres de tóxicos y a ser posible de proximidad, como la alimentación. Son tendencias que afectan a más sectores pero el constructivo ha sabido ver el potencial de este cambio de gustos por parte del consumidor.

Notas de color

2020 fue muy duro para todos, y tras varios años en las que las tendencias en coloración rondaban los tonos arena, naturales, que imitaban a la madera o al mimbre, vemos que en estos meses venideros los toques de color van a verse más. Es parte del optimismo en ciernes que vivimos tras la relajación de las medidas sanitarias.

Cocinas «ocultas»

Sí, como lo lees. Unos optarán por integrarla en el salón comedor, pero otros directamente la van a esconder. Esta tendencia era típica de los pisos pequeños, en los que se «escondía» detrás de un armario. Ahora lo que se hará además de esto es integrarla pero haciéndola parecer otra parte de la casa. Igualando los muebles de la cocina con los del salón o directamente haciéndola sobresalir con algún color destacado.