La incerteza laboral, la creciente subida de precio y las pocas ganas de comprometerse con un banco ha llevado a muchos jóvenes aparcar la idea de comprarse un piso y preferir alquilarlo. Y es que dentro de las ventajas de no tener un piso en propiedad es que los gastos siempre son predecibles, no tiene costes adicionales de mantenimiento y si te cansas puedes largarte fácilmente.

Sin embargo, uno de los principales problemas con que se encuentran los jóvenes, sobre todo en ciudades como Madrid, Barcelona o las Baleares, son los elevados precios que están alcanzando los alquileres. Pero, aunque los precios están por las nubes, las ganas de independizarse no para de aumentar la demanda inmobiliaria.

Para que no te embarques en la pesadilla de no llegar a final de mes, antes de ponerte a buscar piso es muy importante saber el precio que puedes pagar. Para ello tan solo debes seguir estos pasos:

4 Pasos a seguir para saber cuanto puedes pagar

 1º Calcula los ingresos brutos mensuales

Suma los ingresos mensuales de todos los integrantes del hogar

1.500 euros (1 miembro) + 1.200 euros (2 miembro)  = 2.700 euros

2º Calcula las deudas mensuales

Suma los gastos de préstamos y targetas de crédito

110 euros (préstamos coche) + 50 euros (targeta de crédito) = 160 euros

3º Calcula los ingresos netos mensuales

Resta las deudas mensuales de los ingresos brutos mensuales.

2.700 euros – 160 euros = 2.540 euros

4º Calcula el alquiler máximo

Una vez tengas los ingresos mensuales netos le debes aplicar un 30%. El resultado sera el precio máximo que te puedes gastar en el alquiler de tu piso.

30% de 2.540 euros = 762 euros

En este mismo 4º paso, otro método igual de sencillo para saber el alquiler máximo que te puedes gastar, es utilizando la regla del 40. Se consigue calculando el sueldo neto anual y dividiendo el resultado en 40 veces.

(2.540 euros X 12 meses) / 40 = 762 euros

Como ves en el ejemplo, tanto en la regla del 30% como en el límite de las 40 veces el resultado es el mismo. A partir de aquí y con estas premisas ya puedes empezar a buscar tu piso de alquiler sin agobios de final de mes.