El tamaño de una vivienda es fundamental a la hora de determinar su precio. Calcular los metros cuadrados de una casa no siempre es del todo fácil. Si vas a vender una vivienda puede existir la tentación de inflar ligeramente la cifra para hacerla más atractiva, reduciendo el precio del metro cuadrado. Sin embargo es una práctica poco recomendable ya que es algo fácilmente comprobable.

Utilizar la cifra que aparece en las escrituras de la casa o del catastro es la mejor opción. Sin embargo esto puede dar algún problema en caso de viviendas antiguas, ya que pueden no incluirse terrazas, balcones o patios.

Superficie útil y superficie construida: diferencias

Para entender las posibles discrepancias a la hora de medir un inmueble, hay que tener clara cuál es la diferencia entre la superficie útil, superficie construida y superficie construida con elementos comunes.

  • Superficie útil: Se refiere a toda la superficie de un inmueble que se puede pisar, incluyendo armarios. De esta forma se obviaría el espacio ocupado por tabiques, columnas o pilares. En el caso de una vivienda sirve para poder hacerse una idea del espacio que se dispondrá para vivir.
  • Superficie construida: En este caso se incluye todos los metros cuadrados dentro del perímetro de la vivienda, incluyendo tabiques y paredes. En caso de que una pared se comparta con un vecino, esta se medirá desde la mitad de la medianera. En caso de las buhardillas, se contabilizará aquel espacio de una altura superior al metro y medio.
  • Superficie construida con elementos comunes: Es la medición que se incluye en el catastro. Se trata de la superficie construida, añadiéndole la parte proporcional de porterías, galerías o pasillos. Es decir, en un edificio con seis viviendas, a cada una se le añadiría una sexta parte del vestíbulo, de los rellanos, escaleras, etc.

Además, hay que tener en cuenta la problemática que hay a la hora de medir terrazas y otros exteriores. De cara al catastro, una terraza cubierta computa como el 50%. Es decir, una terraza de diez metros cuadrados cuenta como cinco metros cuadrados. Eso sí, si están cerrados por tres de sus cuatro lados computan al 100%.

Cómo obtener los datos del catastro

Los datos catastrales son públicos y pueden ser consultados en cualquier momento a través de la Sede Electrónica. Basta con introducir los datos de la dirección para poder acceder a información como la referencia catastral, el uso que se da al inmueble (residencial, en caso de una vivienda) o el año de construcción.

Instrumentos y formas para calcular los metros cuadrados

Para calcular el área basta con medir el ancho y el largo de una habitación y multiplicar ambas longitudes. Sumando todas las habitaciones podemos tener una idea aproximada de la superficie de la vivienda, si bien es verdad que para obtener una medición exacta será necesaria la ayuda de un profesional. Además, aunque calcular la superficie de una habitación rectangular es extremadamente fácil, todo se complica un poco si hay habitaciones con partes circulares o triangulares.