La Ley dice que este tipo de contratos deben ser por escrito. El hecho de que se haga mediante un documento privado o ante un notario en escrituras públicas no importa lo más mínimo, pero en caso de que una de las dos partes necesite el apoyo de un notario, será esta la que se haga cargo de los gastos de las escrituras ya que es este quien decide formalizarlo así.

El contrato según la ley: arrendamientos rústicos

La ley arrendamientos rústicos dice que si bien la ley no ha establecido ninguna sanción ni tampoco invalidaría un contrato cerrado de una forma verbal, sí es necesario poder probar que eres el dueño de la finca arrendada mediante otro tipo de medios complementarios tales como las transferencias a los bancos pagando la renta o recibos, los pagos de riego, las declaraciones de la PAC  así como otros gastos que haga quien arrienda la finca y donde conste esta identificada.

Esto se debe a que desde la última reforma de la Ley de Arrendamientos Rústicos se estableció la presunción de que existen arrendamientos rusticos a no ser que se demuestre lo contrario. Mientras lo acordado no entre en conflicto con la Ley o con el Código Civil, se tenderá siempre a dar validez al arrendamiento.

Cuando se alquila una finca rústica a alguien, el que la demanda no es su dueño: lo que está adquiriendo es el derecho de uso o disfrute de esas tierras para hacer un aprovechamiento tanto agrícola como ganadero o forestal.

Límites en la Ley de Arrendamientos Rústicos

  • No podrán ser arrendatarios de fincas rústicas las personas que ya tengan una o varias explotaciones agrarias de unas determinadas dimensiones, que pueden ser distintas de una Comunidad Autónoma a otra.
  • Hay un límite de 1.000 hectáreas en el caso de las fincas de aprovechamiento ganadero en régimen extensivo, que aprovecha enormes superficies como son los barbechos, rastrojos, pastizales de montaña y eriales a pasto, extendidos por amplias regiones de la Península Ibérica, y a las que difícilmente se les podría sacar mejor utilidad.
  • Para calcular el límite de hectáreas que pueden arrendar las cooperativas agrarias y las cooperativas creadas para la explotación comunitaria de la tierra se calculará multiplicando el límite del punto anterior por el número de miembros que tiene dicha cooperativa.
  • Se puede alquilar una misma finca rústica a varios arrendadores distintos siempre y cuando cada uno de estos se dediquen a explotaciones distintas y compatibles entre ellas.
  • Otro punto que cambió con la última revisión que sufrió esta ley fue la duración mínima de los contratos ya que antes estaba establecida en 5 años. Frente al peligro de frenar este tipo de arrendamientos rústicos, por la duración de los contratos, se decidió bajar el límite a dos años persiguiendo que el alquiler no supone una decisión que te atará a unos terrenos durante 5 años y aumentaría el tamaño de las explotaciones.
  • En cualquier caso, siempre que las dos partes se pongan de acuerdo, se podrá establecer una duración mayor en este contrato de arrendamiento rústico.
  • Para recuperar la finca, el arrendatario debe comunicar al arrendador que esté disfrutando en ese momento de su finca con un año de antelación su intención de hacerlo.

La Ley de Arrendamiento Rústicos aconseja plasmar por escrito los  arrendamientos rústicos

Esto se hace por razones jurídicas y con la intención de evitar conflictos que pueden surgir entre las partes a lo largo del contrato. Al igual que sucede con la Ley de Arrendamientos Urbanos vigente, es mejor prevenir que curar, y por ello se recomienda seguir las directrices de la Ley de Arrendamientos Rústicos en caso de celebrarse una transacción de arrendamiento entre dos particulares.

La política de los arrendamientos rústicos es fundamental para la política agraria debido tanto a las personas implicadas como las tierras. A pesar de no contar con datos oficiales se calcula que de una superficie de cultivo de unos 26 millones de hectáreas, al menos, una tercera parte son tierras que se hallan arrendadas bajo diferentes tipos de contratos.

Si te interesa conocer cómo afecta la ley de arrendamiento urbanos al alquiler de vivienda te sugerimos este post.