Empieza un año nuevo  y, con él, nuestros tradicionales propósitos de año nuevo. Apuntarse al gimnasio, empezar clases de inglés, cambiar de coche, tener un hijo… Pero, de entre todos los deseos que podemos tener, el de comprarse una vivienda es uno de los más complicados. Y es que llevar a cabo una de las inversiones más grandes de tu vida no es para tomárselo a la ligera. Si estás buscando piso, tanto para vivir como para invertir, tienes que saber que enero es un muy buen mes.

3 razones por las que es ventajoso comprar un piso a principio de año

1º Las rebajas siguen vigentes

Muchas son las inmobiliarias y los particulares que presentan buenas ofertas a final de año. Descuentos del 20%, 40% e incluso del 70% que tienen como objetivo acabar con el stock de inmuebles que tienen antes de empezar el nuevo año. Sin embargo, debido a la buena aceptación que obtienen estas promociones por parte del usuario, muchas veces siguen latentes durante todo el mes de enero.

2º Poca oferta en el mercado

Enero no es un mes especialmente donde aparezcan novedades inmobiliarias de compraventa. Generalmente los propietarios suelen sacan sus inmuebles en venta a principio de primavera o después del verano. Así que muchos de los pisos que te puedes encontrar en el primer mes de año llevan más de seis meses en cartera y, en consecuencia, tiene muchas ganas de encontrar un propietario. Es muy buen momento para apretar la venta y obtener alguna que otra rebaja.

 3º Ventajas fiscales específicas en cada comunidad

Con el año nuevo suelen entrar en vigor nuevas ventajas fiscales en las diferentes comunidades autónomas. Infórmate bien de la nueva Ley de Medidas Fiscales para 2019 que afecta a tu región y entérate de las posibles bonificaciones que puedes obtener al comprar una vivienda de uso habitual.