En verano hay más tiempo y muchas personas aprovechan para comparar precios y visitar casas a la hora de pensar en comprar una vivienda. También es una buena época para hacer contactos y vender nuestra casa algo más adelante. Pero ¿es realmente una buena época para vender la vivienda?

Según José Manuel Fernández, subdirector general de UCI, “Los meses de verano son unos meses estupendos para dedicarle tiempo a la búsqueda de vivienda, si bien tradicionalmente se cierran pocas operaciones”.

Explica que la razón fundamental es la concentración de vacaciones que se produce durante los meses de julio y agosto, en la inmensa mayoría de las actividades que circundan la compra y financiación de una vivienda, bancos, tasadoras, notarías, inmobiliarias, por no decir incluso que buena parte de los vendedores también están de vacaciones. “En definitiva, todo va un poco más lento y se acaban posponiendo a la vuelta del verano una buena parte de las operaciones”.

Viviendas en la costa

Cuando se trata de hablar de la tipología de viviendas, las casas de la costa se venden antes en esta época del año. Así lo ve Toni Expósito, director general de Comprarcasa: “Evidentemente, si hablamos de una vivienda de costa, los meses de verano y primavera serán la época más adecuada para realizar la venta. La estancia en los lugares de playa despierta en muchos casos el deseo de tener una vivienda de vacaciones y muchas veces estos días son utilizados para visitar con más facilidad los pisos a la venta”.

¿Y qué pasa con los pisos o casas de ciudad?

El verano es también una época del año perfecta para vender un piso de ciudad. En Comprarcasa tienen claro que, coincidiendo con la época estival, muchos compradores que durante el curso están escasos de tiempo, pueden dedicarse con mayor detenimiento a esta tarea. “Además, se trata por lo general de compradores en su última fase de decisión, que ya han superado las primeras etapas de búsqueda y comparación”.

Qué va a pasar este verano

Aunque los datos finales del número de transacciones en compraventa de pisos no se van a ofrecer hasta septiembre u octubre, desde UCI piensan que este año todavía se va a notar más la bajada del número de transacciones durante los meses estivales, “la razón es la entrada en vigor de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, a la que todo el sector se ha tenido que adaptar”. Una ley que trae muchas cosas buenas a este mercado, y en especial la exigencia de un mayor nivel de transparencia en la tramitación de las hipotecas.

venta vivienda verano

Esto supone, entre otras cosas, y según José Manuel Fernández, subdirector general de UCI, “aumentar el plazo de reflexión antes de la firma de un crédito y la intervención obligatoria del notario en esa fase precontractual. Pero a nadie se le escapa que, todos los cambios requieren un periodo de adaptación de todos los intervinientes en el proceso, cuya primera consecuencia es que se alarguen más de lo necesario los plazos de firma”.

Creen que una, una vez resueltos estos inconvenientes de puesta en marcha, la nueva ley será un impulso para el mercado inmobiliario, ya que permite recuperar los niveles de seguridad jurídica puestos en cuestión durante la reciente crisis. Además, consigue los más altos estándares de protección de los consumidores, lo que redundará en una reactivación, tanto de la oferta como de la demanda. “Si añadimos a esto los bajos costes de la financiación con tipos de interés tanto a corto como a largo plazo más bajos de la historia, y los nuevos incentivos del BCE para reactivar el crédito, anticipamos una vuelta de verano de mucha actividad”.

Así las previsiones de UCI es que se permitirá recuperar en el último cuatrimestre la senda del crecimiento, tanto en venta de inmuebles como de constitución de hipotecas, y concluir un ejercicio 2019 con un ligero crecimiento respecto a 2018.

Calma según otras fuentes

Por otra parte, parece que se instala la calma en el mercado inmobiliario, a juzgar por los últimos datos de la tasadora Tinsa, pues a fecha del segundo trimestre de 2019, revelan que el valor medio de la vivienda terminada (nueva y usada) alcanzó los 1.350 €/m2, apenas 1€ más caro que en el primer trimestre del año y un 3% superior al segundo trimestre de 2018.  Desde que tocara suelo, la vivienda se ha revalorizado de media en España un 12% y aún se encuentra un 34,1% por debajo del máximo alcanzado en 2007.

¿Cuál es la mejor época del año para vender?

Muchos usuarios, especialmente los que quieren vender su casa, se preguntan entonces cuál es la mejor época para vender. El director general de Comprarcasa estima que la venta de vivienda, por tratarse de una cuestión más de necesidad que de capricho, es estable durante todo el año, con pequeños picos hacia arriba, o hacia abajo, en función del calendario.

“Por concretar, creo que Navidad es la peor época del año para vender pues, por lo general, las familias están dedicadas a celebrar esta festividad. Sin embargo, en el mes de diciembre el mercado se activa enormemente empujados por el cierre del año fiscal, que en muchos casos lleva a que interese hacer un determinado tipo de compra”.