El mercado del alquiler crece en España gracias a la recuperación económica. El sector inmobiliario vuelve a repuntar en los últimos años y cada vez más personas apuestan por alquilar una vivienda.

Junto a esta tendencia en el mercado de los arrendamientos, está surgiendo otra con gran impulso: contratar seguros ante el impago del alquiler. No en vano, de acuerdo con las cifras de OESA, el Observatorio en España de los Seguros de Alquiler, en 2017 hubo un crecimiento de un 31 % con respecto a los datos del año 2016.

La mejor protección para el alquiler de una vivienda

Queda claro con este estudio que un producto como el seguro de impago ayuda a que los propietarios pierdan el miedo a alquilar sus pisos. Es un seguro eficiente con el que garantizan el pago del alquiler cada mes y el cual cada vez es mejor visto por los propietarios. Según los últimos datos publicados por Mapfre, casi el 20% de los propietarios con una vivienda alquilada tienen un seguro de impago contratado.

Partiendo de estas cifras, se espera que el 2018 siga la tendencia al alza en la contratación de estos seguros, puesto que no solo se incrementa el número de viviendas arrendadas, sino que también son más los propietarios de casas que deciden optar por esta cobertura al alquilar pisos con nuevos inquilinos. El incremento interanual para este año podría llegar al 40 %, según las previsiones realizadas por el Observatorio.

Funcionamiento del seguro de impago de alquiler

Un seguro de impago de alquiler es visto para los propietarios como una de las mejores soluciones para combatir la morosidad. Pero, ¿cómo funciona esta cobertura? Primeramente la compañía aseguradora deberá aprobar el inquilino, es decir hará un estudio de viabilidad al candidato para comprobar su solvencia. Una vez el inquilino pase el filtro y se haya formalizado el arrendamiento, la compañía y el propietario podrán firmar el contrato del seguro con el que se cubrirá el pago de las rentas adeudadas hasta un máximo de 12 mensualidades, siempre que se notifique el impago justo en el momento en que se produce. Incluso hay algunas compañías que pueden adelantar los recibos impagados.

Los seguros de impago te ofrecen distintas coberturas: defensa y reclamación en contratos de arrendamiento, reclamación en pólizas, defensa penal, reclamación de daños, reclamación en contratos de reparación o mantenimiento y asistencia jurídica telefónica.

Este completo seguro es muy atractivo para los propietarios y por eso cada año se van incrementando la contratación de estos seguros. De hecho, el OESA estima que este 2018 se supere el 40% de contrataciones. Una de las causas de este incremento está en la rentabilidad de los arrendamientos y en la necesidad de los propietarios de proteger sus inmuebles. Los beneficios por la incesante subida en el precio del alquiler hace que los propietarios de las viviendas destinen esas ganancias a contratar estos seguros.

Estos seguros, además, son asequibles para la media de los españoles. Puede costarles entre 250 y 400 € anuales  para un alquiler de 600 € mensuales. Si sigue la escalda de precios seguramente para el 2018 deberemos hablar también de una subida de precios en estos seguros.

Cabe destacar que los portales inmobiliarios también apuestan por ofrecer este tipo de seguros y llegar a acuerdos con compañías de seguros para comercializarlos. Yaencontre no es excepción y ofrece a todo tipo de propietario disponer de un seguro de impagos con las mejores prestaciones y a muy buen precio.