Comprar un piso no es una cuestión menor y cada vez parece más complicado hacerlo de manera independiente a la edad del comprador. Las diversas ayudas para la compra de vivienda y una imparable subida de los precios del alquiler siguen siendo dos factores determinantes para tomar una sabia decisión.

Edad para comprar piso: cifras oficiales

Al intentar delimitar cuál es la mejor edad para comprar piso, deducimos que más de un 40 % de las peticiones de hipoteca en 2017 fueron de compradores de entre 30 y 40 años. Un 27 % pertenecía a compradores de entre 40 y 50. El 17,5 % pertenece a compradores de entre 18 y 30. Este último grupo se enfrenta a dos grandes obstáculos: el alto precio del alquiler y la inestabilidad laboral, que les impide recibir hipotecas, por el temor de las entidades bancarias a conceder créditos a clientes tan jóvenes.

Al menos el Gobierno, percatándose de la situación del mercado inmobiliario, ha querido incentivar la adquisición de una nueva vivienda con una ayuda de hasta el 20 % del precio total, siempre que el sueldo anual del solicitante, que no debe ser mayor de 35 años, no supere los 22.000 euros.

Flexibilidad laboral y otros factores de interés

La anterior ayuda es muy positiva, pero, teniendo en cuenta la flexibilidad laboral que exigen las empresas en la actualidad, parece poco probable apostar por la adquisición. Superar la barrera de los 35 puede parecer un problema, pero quizá te permita pagar tu propiedad en 15 años y ahorrarte una enorme cantidad de dinero en comisiones e intereses.

Decídete a comprar un piso cuando el pago de la hipoteca no sea el eje de tu economía, sino un gasto más asumible. Te aconsejamos tener más estabilidad laboral y cierta experiencia vital para decidirte a adquirir esa casa que podrás disfrutar en tu madurez y junto a tu familia.