El mercado inmobiliario va recuperándose poco a poco después de un abrupto 2020. De hecho, los precios de la vivienda residencial ya muestran un ligero encarecimiento cercano al 2% interanual. Son datos del segundo trimestre de 2021, revelados esta semana por TINSA, la sociedad de tasación homologada que cada trimestre emite la estadística IMIE de Mercados Locales.

Recuperación generalizada y progresiva

La recuperación del mercado está siendo paulatina pero avanza con firmeza en las cifras positivas. Así pues las estadísticas publicadas por, TINSA, sitúa en 1.421 €/m2 el valor medio de la vivienda terminada, nueva y usada, en España en el segundo trimestre.

Esta cifra representa un crecimiento del 2% respecto al mismo período de 2020. Si lo comparamos con el precio mínimo registrado, ocurrido en el primer trimestre de 2015, el precio se ha incrementado un 18,7 %. Sin embargo, si lo comparamos con aquellas cifras máximas de 2007, la de este segundo trimestre se mantiene un 30,6% por debajo.

En este sentido, Andrea de la Hoz, analista senior del Servicio de Estudios de TINSA, afirma que “se mantiene el avance hacia una recuperación de valores, superando de forma generalizada las caídas registradas con un año de anterioridad».

Crecimiento por CC.AA

Un crecimiento positivo pero que hay que digerir con prudencia, puesto que seguimos ante meses convulsos. Así pues, De la Hoz señala que “el mercado de vivienda ha evolucionado de forma favorable apoyado en una movilización de la demanda de reposición y de la demanda solvente». Esto hace que se haya mantenido cierto margen respecto a la evolución de otros indicadores económicos.

«De cara al futuro», prosigue la analista inmobiliaria, «la dificultad de acceso a la vivienda por parte de los jóvenes puede suponer un lastre para el mercado cuando la demanda de reposición no pueda compensar las cifras totales que se han registrado hasta ahora”.

Como se ha indicado desde TINSA, las cifras positivas se han dado de forma generalizada en todo el territorio. En concreto, Baleares, País Vasco y Galicia lideran los incrementos, alcanzando hasta un 8% de subida. Sin embargo, otras 13 comunidades autónomas, incluyendo la ciudad autónoma de Melilla, también obtienen cifras positivas con respecto al mismo periodo de 2020.

Si analizamos grandes regiones como la Comunidad de Madrid y Cataluña, la vivienda se encareció en el último año por encima de la media nacional: un 2,6% en ambos casos.

Por contra, solo cinco regiones mantienen precios inferiores a los de 2020, con Navarra y La Rioja situándose en la cola. En el primer caso se registró un descenso de precio del 5,9% y en el segundo caso, del 4 % en negativo.

Hipotecas

Los españoles destinan de media a la hipoteca un 20,3 % de sus ingresos familiares. Son datos del Instituto Nacional de Estadística, en los que se revela que la hipoteca media en España se situó en 133.137 euros en el primer trimestre de 2021. De esta forma, el desembolso medio mensual a la cuota de la hipoteca ascendió a 581 euros.

De estos mismos datos se desprende que Málaga es la provincia en donde mayor esfuerzo financiero se necesita para pagar la hipoteca, llegando al 28,3 % de los ingresos familiares. Le sigue de cerca Baleares, con un 27,1%. Sin embargo, en Madrid y Barcelona el esfuerzo financiero neto alcanza un 19,9 % y un 23,4 %, respectivamente.

En cuanto a la cuota mensual hipotecaria, la más elevada se registra en Baleares, con 801 euros. Madrid sería la segunda, con 771 euros y Barcelona con 748 euros. Entre las provincias con las cuotas más baratas, están Castellón, Ávila y Jaén, con menos de 350 euros.