El recibidor

Precio de un piso: ¿cómo calcularlo?

Poner el precio de un piso es quizás el paso más complicado para la venta del inmueble, ya que influyen muchos factores y es difícil ser objetivo. De todas formas, aunque no haya una fórmula matemática exacta, sí hay algunos factores a tener en cuenta para aproximar el precio de un piso.

Qué tener en cuenta para calcular el precio de un piso

Localidad

Lo primero que se tiene que tener en cuenta para calcular el precio de un piso es la localidad. No es lo mismo que se encuentre en una ciudad que en un pueblo, y cada localidad tiene sus propios varemos de precios. En España, las dos ciudades más caras son Barcelona y Madrid.

Zona

Además de la localidad, es importante la zona en la que se encuentra. En el centro siempre suelen ser más caros, y hay barrios concretos en los que han subido mucho.

Servicios

Son importantes tanto los servicios del propio edificio, como los de la zona. Si el edificio tiene ascensor, conserje, basuras cerca, transporte público, sitio donde aparcar, supermercados y tiendas… Todo se deberá tener en cuenta, y debes hacerlo constar en el anuncio para justificar el precio.

Metros

Lo que todo el mundo utiliza como justificación del precio de un piso son los metros, y sí, son esenciales, pero no son lo único. Obviamente se calculará el importe a partir de el tamaño, pero no lo es todo.

Distribución

Una de las cosas que van asociadas a los metros es la distribución. A veces, un inmueble tiene muchos metros pero poco aprovechables o malgastados, y otro en cambio está muy bien distribuido y cada espacio utiliza perfectamente los metros que tiene. Por eso siempre proponemos poner un plano también en el anuncio, para poder enseñar que, aunque tu propiedad no tenga muchos metros, los que tiene están bien gestionados.

Orientación

La orientación hará que sea más caluroso o menos y más luminoso o menos, por lo que también es importante tenerla en cuanta para calcular el precio de un piso. Igual que eso, si tiene terraza, grandes ventanas, un balcón, etc.

Estado

Los años que tiene el inmueble y el estado en el que está marcarán la diferencia. Si has hecho reformas, mejorado las instalaciones y lo has renovado puede tener años, pero venderse prácticamente como nuevo al estar en perfecto estado.

Comparar con otros

Después de tener en cuenta todos estos factores, la mejor opción es comparar con otros pisos de características parecidas y poner un precio similar, ya que será el estándar aproximado.